Este producto que no es muy habitual a nivel nacional en el sector de la construcción es un gran aliado cuando buscamos integrar espacios de una forma sencilla y elegante. 

Si has visitado algún conjunto histórico o algún edificio singular puede que estuvieran ahí  sin que lo hubieras advertido.

Aquí resumimos las claves de las puertas enrasadas o RasoParete, también conocidas como puertas invisibles. 

  • Son artículos de importación y de diseño italiano.
  • Minimalismo al 100%: sin jambas, sin tapajuntas, sin marcos y con las bisagras ocultas.
  • Son puertas batientes muy configurables: se pueden elegir de empujar o de tirar (hacia la derecha o hacia la izquierda).
  • Son muy discretas: vienen prepintadas en blanco, se mimetizan con cualquier decoración, se pueden pintar y personalizar totalmente (permiten colocar sobre ellas vinilos, láminas de madera e incluso azulejos de muy poco grosor).
  • Vienen con una cerradura con pestillo de nylon, para evitar los roces en el marco; están preparadas para poner el picaporte que se quiera y una llave que se puede utilizar, si se desea, agujereando la puerta por el punto de entrada de la llave en la cerradura.
  • Fáciles y rápidas de instalar, vienen totalmente montadas dentro de su embalaje.
  • Se pueden sustituir de una forma sencilla porque tienen las medidas de puertas estándar de madera (210×70, 210×80 y 210×90 cm) aunque también se pueden fabricar a petición en otras medidas.
  • Disponibles tanto para paredes de placas de yeso laminado como para paredes enfoscadas.
Puertas enrasadas RasoParete

Consulte más información sobre nuestros productos y servicios


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.